El Silencio de los Nadies

El Silencio de los Nadies


Por Amadeo Gandolfo y Pablo Turnes


El Silencio de los Nadies es un proyecto del Colectivo Kodixe, grupo de artistas de historieta del sur de Argentina, más específicamente la zona de la Comarca Andina, conformado por Iván Mauro (dibujante), Nicolás Sanchez (colorista) y Estanislao Cortada (guionista). El Silencio de los Nadies es un proyecto de libro que combina la novela gráfica con el diseño gráfico y la novela tradicional para narrar una historia iniciática con tintes místicos y cósmicos. Como parte de ese proyecto han desarrollado los Postercomics, grandes páginas narrativas que recuerdan a las planchas dominicales de principios de siglo en su tamaño y ambición. Estos Postercomics tratan sobre arquetipos filosóficos y teológicos, sobre dicotomías básicas de la espiritualidad humana, y cuentan una historia que busca ser cósmica y emotiva a la vez.

El Colectivo acaba de iniciar una campaña de financiamiento colectivo en Idea.me con el objetivo de llegar a la publicación, primero de los Postercomics, y luego del libro completo. Nos enviaron un link con el proyecto, que les recomendamos encarecidamente chequear aquí, y nos pareció tan interesante lo que hacían (además del aliciente adicional de su ubicación geográfica: siempre está bueno incentivar los proyectos más federales) que les pedimos que contesten una breve entrevista, que reproducimos a continuación.


¿Cómo surgió el colectivo?

Los tres integrantes del estudio somos amigos de prácticamente toda la vida, el dibujo fue algo que siempre tuvimos en común y con los años se fue afianzando en algo más profesional. Durante los años de estudio terciario estuvimos un poco separados pero al terminar nuestros estudios y confluir nuevamente en la Comarca Andina, más o menos en el 2012, empezamos con varios proyectos conjuntos, tuvimos un estudio de diseño y serigrafía, una cooperativa textil y proyectos de música electrónica. Finalmente en el 2017 decidimos decantar por aquello que más nos unía y apasionaba, el dibujo, y así decidimos fundar Estudio Kodixe, un estudio netamente de ilustración.

¿Cómo se les ocurrió el formato del proyecto?

En el año 2015, en un momento en que los tres estábamos abocados a proyectos personales, nos juntamos un día y se nos ocurrió plantear a modo de juego una producción artística en la que los tres pusiéramos una parte. Decidimos así dividir las tareas de acuerdo a lo que considerábamos que era el fuerte de cada uno y de esa forma Estanislao comenzó con lo que era guión, Iván con lo que era dibujo y Nicolás con el color digital. No hubo un planteo explícito del formato que iba a tener la obra pero se dio con esa forma que hoy llamamos Postercómics. Nos gustó tanto el resultado que decidimos continuarlo, intentando mantener la impronta de la primer obra. Así salieron los tres primeros Postercómics, hasta que con la fundación del estudio en 2017 decidimos convertirlos en una serie continuada.

¿Por qué el interés en la cosmogonía y la cosmología?

En principio nuestros gustos intelectuales y artísticos tienen que ver mucho con la filosofía y también con lo místico, así que nos es natural pensar un poco en esos términos. Seguramente hay algo de pretensión también ¿Qué más puede pedir un artista que crear su propio mundo, o más aún su propio universo?

Por otra parte es un recurso creativo. Todos los pueblos de la antigüedad tenían sus mitos cosmogónicos para explicar el origen del universo, es como una ciencia ficción originaria, una forma de explicar lo inexplicable de una manera que parezca consistente y aceptable para el ser humano.

¿Por qué el trabajo con arquetipos filosóficos y teológicos?

Los arquetipos son figuras muy interesantes, nos permiten condensar ideas sumamente complejas y profundas con una gran representatividad, fáciles de identificar y de procesar. Se han utilizado muchísimo históricamente, en casi todas las culturas, los estudios de Jung al respecto muestran la confluencia de las distintas culturas en una especie de inconsciente colectivo donde los arquetipos se presentan reiteradamente bajo formas y nombres diferentes pero representando las mismas ideas.

Digamos que sobre todo lo que nosotros utilizamos son arquetipos filosóficos y psicológicos, no tanto teológicos, aunque podría decirse que de alguna forma estamos modelando nuestra teología, una especie de mitología propia, teñida por ese inconsciente colectivo que atraviesa la historia.

¿Qué antecedentes reconocen en la historia del comic para su proyecto?

La verdad es que nosotros particularmente no conocemos nada parecido a los Postercómics. Lo que podríamos citar son aquellos artistas que nos han influenciado y de los que seguramente tenemos una impronta. Dentro de la historieta tenemos bastante influencia de lo que es el cómic europeo, Moebius es nuestra referencia más clara, sobre todo en dupla con Jodorowski, el cómic español también, leíamos mucho Cimoc y Rambla. En lo nacional nuestro referente más importante es Quique Alcatena sin dudas, sobre todo en dupla con Mazzitelli. Después hemos sido bastante influidos por el manga también.

De todas maneras nuestras influencias no son solo de la historieta sino mucho también del cine, sobre todo del cine de animación, el anime, etc. La literatura también es un componente importante de nuestra formación, cuentos, novelas y tratados filosóficos han calado hondo también.

¿Cómo es la escena del comic sureña? ¿Podrían comentarnos un poco sobre su historia y su presente?

En la Patagonia hay mucha gente comiquera, muchos adeptos y muchos realizadores. Lo que sí pasa es que todo es 100% a pulmón, no hay grandes editoriales, ni convenciones importantes, o rara vez, así que uno se tiene que hacer el camino un poco en solitario. Hay algunos referentes que han hecho esfuerzos y han dado impulso a la movida, pero siempre es un camino difícil. Ahora en la Comarca Andina se ha formado un colectivo de ilustradores llamado Amalgama, dentro del cual hay algunos historietistas como Fer Gris, Hernán Molina o Toan Jones, así que estamos pudiendo aunar esfuerzos para hacer proyectos colectivos con más empuje, eso está bueno la verdad.

Actualmente estamos bastante enfrascados con el proyecto de El Silencio de los Nadies, realmente es un proyecto que nos motiva mucho. Fuera de eso hacemos algunos trabajos de ilustración para terceros y estamos desarrollando también un producto para niños, una especie de personajes coleccionables confeccionados completamente por nosotros.

Este es el usuario genérico de Revista Kamandi, la revista de crítica de historietas para la nueva raza de los animales parlantes.

No hay posts relacionados

COMMENTS

Escribí un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please Add Widget